Qué es un satélite

12 Oct 2017

Qué es un satélite

Para definir lo que es un satélite, este se puede hacer de forma amplia, debido a que puede ser cualquier objeto natural o artificial, que orbite o transite alrededor de otro más grande. En este tipo de definición hace presencia la luna, ya que esta gira alrededor de la tierra, así como los satélites artificiales dan vuelta alrededor del planeta.

Satélite Definición

En un sentido general, el satélite se define como cualquier cosa que gire alrededor de otra cosa, por ejemplo, la luna orbita la tierra. Cuando nos referimos al tema de comunicaciones, el satélite es un receptor y sirve como un transmisor inalámbrico, este es lanzado por medio de un cohete y se ubica o coloca en la órbita alrededor de la tierra. Se pueden conseguir miles de satélites que se encuentran en constante operación y son utilizados para obtener información como la previsión meteorológica, la trasmisión de señal de televisión, radio, comunicaciones por internet y el sistema de posicionamiento global, en sus siglas GPS. Cuando se ubica el contexto del vuelo espacial, se puede mencionar que un satélite es un objeto artificial que ha sido puesto en órbita de forma intencional como se mencionara más adelante estos son llamados satélites artificiales para poderlos distinguir de los satélites naturales

Cuando hablamos de los satélites es importante resaltar y entender que en el caso de la tierra solo se puede encontrar un satélite natural, que es la Luna, sin embargo en el sistema solar, se pueden ubicar miles de satélites, así como en el planeta que presenta más satélites girando y/o orbitando sobre su eje es Saturno, con un aproximado de 53. Igualmente el hombre ha creado satélites y han sido puesto en órbita estos son llamado satélites artificiales y el primero fue creado y lanzado por Rusos en octubre del año 1957, ese satélite fue el Sputnik con un diámetro de 56 centímetros y un peso de 83 kilos, y este contaba con la capacidad de señalar hacia varios puntos de la superficie terrestre con una luz de radio.

La composición de los satélites consta de 4 partes, control de acción, fuente de poder, antena para trasmitir y recibir información así como también un sistema para realizar recolección de información, estas cuatro partes son fundamentales para que un satélite artificial tenga una buena funcionalidad, es entonces cuando los satélites que ha fabricado el hombre han variado mucho en su complejidad y pueden ir desde estaciones meteorológicas hacia la estación del espacio internacional.

QUÉ ES UN SATÉLITE NATURAL?

En astronomía el satélite natural, se puede identificar como un cuerpo más pequeño que se mueve o gira alrededor de un cuerpo más grande, este cuerpo que es más pequeño se mantiene en órbita por gravitación. Este término es utilizado para la luna que circula los planetas; como también para las pequeñas galaxias que orbitan o giran galaxias mucho más grandes.

Cuando hablamos de satélite natural, estos son los cuerpos que orbitan o giran los planetas que se llaman lunas. También existen otros planetas que también tienen muchas lunas como hay otros que no. Comúnmente se conoce o se escribe solo la luna, pero por lo general se habla de la luna tierra, La palabra latina para la luna es luna, por lo que el adjetivo usado para hablar de la luna es “lunar”. Por ejemplo, eclipse lunar.

Absolutamente todo lo que va alrededor de un planeta se conoce satélite, como se ha mencionado las lunas son satélites naturales, muchas son las oportunidades donde el hombre ha usado cohetes para enviar maquinas en órbita alrededor de la tierra.

La luna es un satélite natural orbitando y girando otro cuerpo. También se puede encontrar estadísticas muy interesantes donde en el sistema solar hay aproximadamente 173 lunas orbitando los planetas, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno tienen 1, 2, 67, 62, 27 y 14 lunas, respectivamente. De igual forma existen otros cuerpos en el sistema solar como por ejemplo, planetas enanos, asteroides, objetos del cinturón de kuiper, estos también tienen lunas. Otro punto es que aun no se han descubierto lunas alrededor de planetas extrasolares. Cuando hablamos de las lunas del sistema solar estas van a variar por tamaño desde decenas de metros de diámetro, encontrándose el diámetro de pequeños cuerpos en órbita alrededor de asteroides, a 5.262 Km. Se encuentra que algunas lunas son de mayor interés porque reúnen y presentan condiciones que pueden ser favorables para la vida, se tiene un buen ejemplo; la luna de Júpiter Europa tiene un océano debajo de su superficie helada, mientras que también la luna Encelado de Saturno tiene géiseres que arrojan agua y moléculas orgánicas, siendo hallazgos de gran importancia a tener en cuenta.

QUÉ ES UN SATELITE ARTIFICIAL?

Aproximadamente a finales de los años 50, fue lanzado el primer satélite artificial del mundo, lanzado por Rusia, antiguamente conocida como la Unión Soviética, este satélite tenía el tamaño de una pelota de baloncesto, y su función se destaco solo en trasmitir una sencilla señal de código Morse de forma repetitiva. Sin embargo hoy en día los satélites modernos pueden recibir y retransmitir de forma simultánea miles de señales, que van desde simples datos digitales hasta llegar a la programación de los sistemas de televisión más complejas.

Desde que se realizó el primer lanzamiento, se han lanzado un aproximado de 6.600 satélites de más de 40 países, según estadísticas de información acotada hasta el año 2013, donde 3.600 satélites se mantuvieron en órbita, cerca de 1.000 estaban operativos, mientras que el resto de los satélites han logrado vivir su vida útil hasta convertirse en desechos en el espacio; satélites muertos o trozos de escombros que rodean la Tierra también. Se estima que hay más de 8.000 piezas de basura espacial. También se pueden ubicar 500 satélites que se encuentran operando están en órbita terrestre baja; 50 en órbita terrestre media, es decir, a 20.000 km mientras que el resto están en órbita geoestacionaria a 36.000 km. Son pocos los satélites grandes que han sido lanzados en partes y montados en órbita. Son muchas las decenas de sondas espaciales que han logrado colocarlas en órbita alrededor de otros cuerpos a los que llamamos satélites artificiales de la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Asteroides y el Sol.

Cuando se habla de satélites artificiales se entiende que son objetos construidos por personas, donde estos aparatos orbitan la tierra y otros planetas del sistema solar. A diferencia de los satélites naturales, o lunas, que orbitan o giran planetas, planetas enanos como también los asteroides, los beneficios de los satélites artificiales es que nos permite estudiar la tierra y otros planetas, como también para poder comunicarnos, e incluso poder observar el universo lejano, otro punto es que estos satélites pueden tener trasportar personas en ellos, como por ejemplo la Estación Espacial Internacional Y El Trasbordador Espacial.

Cada satélite tiene una misión diferente y son lanzados en diferentes orbitas, siendo uno de los más comunes la orbita geosincrónica, es así donde un satélite tarde aproximadamente 24 horas en orbitar o girar la tierra, que viene siendo la misma cantidad de tiempo que tarda la tierra en girar una vez sobre su eje, esto es fundamental ya que este procedimiento mantiene al satélite en su mismo lugar sobre la tierra, permitiendo que se puedan desarrollar las comunicaciones y emisión de la señal en televisión.

Otra de las orbitas que se encuentra, es la órbita baja de la Tierra, donde un satélite puede ubicarse a solo unos pocos cientos de kilómetros por encima del planeta. Es donde el satélite se va a situar fuera de la atmosfera de la Tierra, pero a su vez no tan lejos, es decir, lo suficientemente cerca como para observar la superficie del planeta desde el espacio y así poder lograr las comunicaciones, entonces esa sería el equivalente a la altitud que vuela El trasbordador Espacial, de igual forma el Telescopio Espacial Hubble.

Estos satélites artificiales por lo general tienen una serie de misiones, donde incluyen investigación científica, apoyo militar, observación del tiempo, navegación e imágenes de la tierra y sobre todo las comunicaciones. Algunos de ellos cumplen un solo propósito, sin embargo hay otros que fueron diseñados para ejecutar múltiples funciones al mismo tiempo. Todo el equipo que posee un satélite se debe endurecer para que pueda sobrevivir en la radiación y el vacio que se encuentra en el espacio.

Estos aparatos que van al espacio son construidos por diversas compañías aeroespaciales, como por ejemplo Boeing Lockheed, y una vez construidos son entregados a las instalaciones donde realizan los lanzamientos, como en Cabo Cañaveral. Estas instalaciones donde se ejecutan los lanzamientos están situadas lo más cerca del ecuador terrestre, para así tener mayor precisión y velocidad al partir al espacio. Esto genera que los cohetes utilicen menos combustibles, y lanzar cargas más pesadas.

La altitud de la órbita que tiene un satélite define el tiempo que permanecerá girando, estos satélites de órbita baja están frecuentemente sobre la atmosfera de la tierra, sin embargo son golpeados por la atmosfera y su órbita eventual decae y chocan de nuevo en la atmósfera, otros satélites girando sobre otras orbitas altas posiblemente estarán allí durante millones de años.

TIPOS DE SATÉLITES

Se encuentran diversos tipos de satélites y se clasifican generalmente según el tipo de órbita en que se encuentran. Hay cuatro tipos de órbita asociados con los satélites, y el tipo de órbita dicta el uso del satélite.

Órbitas Terrestres Bajas

Los satélites de este tipo que son bajo, son frecuentemente satélites militares de reconocimiento que pueden tener una selección de tanques por unos 160 km sobre la tierra. Estos orbitan la tierra de forma rápida, una órbita completa que de forma usual toma por lo menos 90 minutos. Pero hay que resaltar que estas orbitas tienen una vida muy corta, lo que quiere decir que a lo largo de unas semanas en comparación con décadas para los satélites geoestacionarios. En este se suelen utilizar trasporte de lanzamiento simple para poder ubicar estos satélites de grandes masas en órbita.

Orbita Sun-Synchronous

Los satélites meteorológicos se ubican con frecuencia en una órbita sol-síncrona o heliosynchrnous. Este tipo de satélites los encuentras en orbitas polares. Cabe señalar que las orbitas están diseñadas para que la orientación del satélite, bien sea fija con respecto al sol durante todo el año, lo que facilita a la humanidad realizar pronósticos meteorológicos mas precisos. Estos de forma constante orbitan la tierra de 15 a 16 veces por día.

Satélites geosincrónicos

Este tipo de satélites sincrónicos o geosincrónicos de la tierra se colocan en órbita de forma que su desarrollo de rotación coincida de forma exacta con la rotación de la tierra. Este toma 24 horas para hacer su rotación. Allí hay que tener en cuenta que el plano de la órbita en este tipo de satélites no es comúnmente el plano ecuatorial.

Este tipo de satélites se utilizan para comunicaciones en latitudes altas, particularmente en Canadá y Rusia. Y estas órbitas son llamadas órbitas de Molniya. Y a su vez son colocadas en órbitas pronunciadamente elípticas lo que les permite parecer que flotan por encima de un punto de la tierra durante la mayor parte del día.

Satélites geoestacionarios

Casi todos los satélites que son de comunicaciones son comúnmente satélites geoestacionarios, así como los geosincrónicos y suelen orbitar a 35.788 km (22.238 millas) por encima de la superficie del planeta (42.000 km desde su centro), tardan 24 horas en completar una rotación, este tipo de satélites están ubicados directamente en el ecuador y su trayectoria sigue el plano ecuatorial de la Tierra. Y como resultado estos no se mueven hacia el norte o el sur durante el día y permanecen fijos por encima de un punto del ecuador de la tierra. En su mayoría los sistemas de comunicación por señal de televisión o video utilizan los satélites geoestacionarios.

¿PARA QUÉ SIRVEN LOS SATÉLITES?

Originalmente los satélites se crearon para fines de investigación, y al transcurrir el tiempo comenzaron su uso para establecer mejores comunicaciones en el mundo entero, sustituyendo las señales de microondas que se utilizaban anteriormente para las trasmisiones y coberturas en televisión. Los satélites tienen la responsabilidad de hacer posibles grandes avances en las comunicaciones en la señal de televisión, y telefonía convencional, señal de móviles celulares, telefonía satelital, y lo más novedoso la difusión de internet.

También pueden ser utilizados con fines militares y de espionaje hasta de protección civil, agricultura, meteorología y hasta de inventario de los recursos naturales. Sin embargo los avances que los satélites han tenido han sido en el terreno de las comunicaciones y sobre todo en la señal de T.V. permitiendo estos satélites de comunicación poder informar sobre acontecimientos importantes que suceden en cualquier parte del mundo.

Son muchos los propósitos para los que son utilizados los satélites, también están los satélites de navegación, meteorológicos y telescopio espaciales. Las estaciones espaciales y las naves espaciales humanas en órbita son también satélites.