Nibiru: ¿La NASA realmente ha descubierto el planeta Nibiru?

10 Abr 2021 - Etiquetas:

Planeta Nibiru

De forma polémica Nibiru ha aparecido en la palestra astronómica, en donde algunos expertos los defienden como el duodécimo planeta de nuestro sistema solar, el cual en distintas ocasiones se la ha atribuido historias de apocalipsis y el fin del mundo.
Mientras que otros son enfáticos en afirmar bajo evidencia científica que este no es mas que un mito que se ha ido fortaleciendo a lo largo de su historia.

La historia de Nibiru o el Planeta X: ¿realidad o mito?

sistema solar y nibiruA pesar de que el origen de Nibiru data de la antigüedad, una de sus primeras apariciones en la palestra astronómica data del año 1976, cuando basados en la antigua astronomía sumeria, seria identificado por Zecharia Sitchin como el Duodécimo planeta que orbita alrededor del sol cada 3.600 años.

En la cultura babilónica, Nibiru, este se trata de un cuerpo celeste asociado al Dios Marduk, y su significado es “lugar de cruce o lugar de transición” por lo general, en la mayoría de los textos babilónicos Nibiru es identificado el planeta Júpiter. En la Tabla 5 del Enuma Elish puede ser la estrella polar, Thuban o Kochab (Ursa Minor).

Algunos equipos científicos, aseguran que Nibiru ya es visible, sin embargo, ha negado el hecho de la existencia de este planeta, alegando que solo se trata de efecto óptico que se produce al fotografiar el sol con equipos de baja calidad.

La realidad es que ante los desacuerdos que se han generado por parte de los defensores y detractores dentro de la comunidad científica y pseudo científica en torno a Nibiru, sigue siendo una gran incógnita la existencia de este como planeta.

Muchos se arriegan a asegurar que la NASA, tiene evidencias de la existencia de Nibiru, y que por razones de estado han estado ocultando tales evidencias, sin embargo, más allá de las afirmaciones que pueden llegar a sostener, no hay una evidencia solidapara sostener dicha información.

Las escrituras sumerias y la interpretación del escritor Zecharia Sitchin

El término “Nibiru” proviene de las tablillas cuneiformes sumerias y los escritos de hace alrededor de 5.000 años. Su nombre significa “Planeta del cruce”, y su signo cuneiforme era a menudo una cruz o varios discos alados.

La cultura sumeria se localizó en las tierras fértiles entre los ríos Éufrates y Tigris, en la parte sur del actual Irak.

Según Zecharia Sitchin y Burak Eldem, el Nibiru que aparece en los registros sumerios corresponde a un gran cuerpo planetario, y en donde propone que este posee una órbita altamente elíptica de 3630 años, lo cual lo pondría en la misma orbita que 2000 CR105.

Nibiru y 2012: la alineación con el planeta Tierra.

 imagen de la tierra explotando en parteDesde el año comenzó a 2003, comenzó a ponerse en la palestra la teoría de que Nibiru se alinearía con la tierra produciendo una enorme colisión que representaría el colapso de nuestro planeta, finalmente este evento no se produjo en este año, y se trasladaría al año 2012, de acuerdo a lo que correspondería en el cierre del periodo del calendario el 21 de diciembre de 2012.

La comunidad científica se avocó a desmontar dicha teoría, dada la falta de evidencias que esta tenia, y por el contario hicieron énfasis en las tormentas solares que se producen en periodos de 11 años.

Verdad o ficción, las teorías apocalípticas han ido trasladándose año tras año, a nuevos eventos que anuncian la inminente colisión de nuestro planeta.

Teorías sobre los Anunnaki, los habitantes de Nibiru

Sitchin, (escritor y pseudocientífico) quien dedicó su vida profesional a interpretar las antiguas tablillas de arcilla sumerias y acadias, y plasmarlo en una serie de libros que defendía la teoría de los antiguos astronautas, y el origen extraterrestre, fue uno de los defensores de la existencia de un planeta más allá de Neptuno y que se conoció como Nibiru, el cual llega a nuestro solar interior una vez cada 3.600 años.

Según Sitchin, en este planeta habita una raza avanzada de extraterrestres similares a los humanos los cuales se conocen con el nombre de Anunnaki.

Esta raza extraterreste habitan en Nibiru y representan el eslabón perdido en la evolución del Homo sapiens.

Entre sus teorías Sitchin afirmó que los Anunnaki llegaron a la Tierra hace más de 450.000 años, y se establecieron con el fin de conseguir minerales, como el oro estableciéndose así en África.

Sitchin se encargo de recopilar la evidencia científica, para sustentar cada una de las teorías que logro desarrollar acerca de los Anunnaki, y esto ha servido de base para que hasta la actualidad siga siendo usada en investigaciones acerca de esta raza.

Nibiru, el noveno planeta (después de la degradación de Plutón)

Aunque hasta la actualidad, se habla de manera oficial de 8 planetas que conforman nuestro sistema solar, por ser los únicos con suficiente evidencia científica que lo respalde.

Se dice que los astrónomos han estado investigando el enigmático planeta 9, sin embargo, a pesar de la basta evidencia que han recabado, la información oficial es que este planeta no ha podido ser observado y es que la distancia que lo separa de la tierra es enorme.

Nibiru: ¿El Planeta X fue descubierto realmente por la NASA?

los planetasMuchos afirman que la NASA, no solo tiene evidencias de la existencia del planeta X, sino que además han logrado captar las primeras imágenes a través del observatorio TESS sin embargo han hecho énfasis en que este planeta no tiene ninguna relación con Nibiru.

Nibiru: imágenes tomadas por la sonda espacial “STEREO” de la NASA

A finales de 2020, salieron a la luz imágenes las captadas por la sonda ESTÉREO A y ESTÉREO B de la NASA, en donde se un cuerpo celeste cercano al sol, las cuales, a pesar de que algunos científicos afirman que se trata del enigmático planeta Nibiru, no cuenta con el respaldo oficial de la NASA.

Nibiru: la posición de la comunidad científica.

La comunidad científica sostiene, que Nibiru es un planeta imaginario, inventado sobre la base de especulaciones, y que no tiene ninguna relación con el planeta 9 o el planeta X, los cuales hasta la actualidad siguen siendo objeto de investigación