Los nombres de las estrellas

20 Jun 2015

From the OSR Blog

Hasta el siglo XVIII los astrónomos pusieron y quitaron nombres a las constelaciones del cielo, y la última de estas puesta por Hevelius en el año 1690 fue la del Escudo, que se refiere al escudo de Juan Sobieski, un rey de Polonia.

Fue sólo en los años treinta que la Unión Astronómica Internacional, en Leyden, fijó los nombres de las 88 constelaciones, señalando sus límites, que siguen siempre meridianos y paralelos celestes.

En cada país se usan los nombres de su idioma, pero internacionalmente suelen utilizarse los nombres latinos, en nominativo para usarlos como nombres o en genitivo si se usan como complemento del nombre cuando se quiere nombrar una estrella perteneciente a una constelación. Si usamos el nombre abreviado podemos despreocuparnos de los casos latinos, con este método se escribe la primera letra mayúscula y las siguientes minúsculas, (como And para Andrómeda); mientras si son dos palabras se escriben las iniciales de las dos palabras con mayúsculas, (como UMa para Ursa Major).

Los métodos Bayer y Flamsteed

Las estrellas más brillantes suelen tener nombre propio que les viene de antiguo. La mayoría vienen del griego (como Castór) o del árabe (como Aldebarán), pero hasta las de magnitud seis pueden nombrarse de dos maneras diferentes:

El método de Bayer: se pone una letra, griega o latina, antes del nombre de su constelación en genitivo, por ejemplo: ∂ Virginis.

El método de Flamsteed: consiste en ponerle un número antes del nombre de su constelación, por ejemplo: 67 Virginis.

En vez del nombre de la constelación en genitivo podemos usar las abreviaturas. Por ejemplo la constelación de Virgo semeja a una mujer con una gavilla de trigo en los brazos, y la estrella màs brillante se ve como una espiga de la gavilla, por lo que esta estrella puede nombrarse como: Espiga (nombre español), Spica (del latín), ∂ Virginis o ∂Vir (sistema de Bayer) y 67 Virginis o 67Vir (sistema de Flamsteed). Además hay muchas constelaciones que semejan a animales con cola, como el Cisne o la Ballena y hay varias estrellas que se llaman Deneb (cola), así existen una Deneb en la cola del Cisne, una en la cola de la Ballena (Deneb Kaitos) y otra en la cola del Capricornio (Deneb Algedi).

Estrellas: Algunos significados de sus nombres

Sagitario se parece a un arquero que está disparando y el arco (Kaus en árabe) está formado por las estrellas lSgr (Kaus Borealis, al norte), eSgr (Kaus Australis, al sur) y dSgr (Kaus Media) en el medio. “Ras” significa cabeza en árabe, y encontramos varias estrellas que llevan el nombre “Ras” para indicar la cabeza de los personajes celestes; Ofuco por ejemplo semeja a Hércules cogiendo una serpiente, y la estrella que representa su cabeza se llama Ras Alhague. En la cabeza de Leo, tenemos la estrella mLeo que se llama Rasalas y en la cola hay una estrella que se llama Denébola.

“Yed” es la mano en lengua árabe y en Ofuco encontramos las estrellas dOph que se llama Yed Prior (mano delantera) y eOph llamada Yed posterior (mano trasera). Después “Gienah” significa ala y tenemos una Gienah Corvi en la constelación del Cuervo y una Gienah Cygni en la constelación del Cisne.

“Antares” es el nombre griego de Marte y está en Escorpio, en el zodiaco, es muy brillante de un rojo parecido a el de Marte y a veces se confunde con él. Las Pléyades tienen los nombres de las siete hijas de Atlas y Pléione (Pléyades significa hijas de Pléione).

Pero la historia de las constelaciones hace que a veces los nombres pueden engañar. Por ejemplo, las estrellas aLib, bLib e gLib que ahora pertencen a la Libra, fueron parte de Escorpio y sus nombres provienen de esta época antigua: gLib conocida también como Zuben Alhakrabí significa la pinza del escorpión, bLib es Zuben Aschamadí que sería la pinza del norte y aLib es Zuben Algemaní, que es la pinza del sur.