¿Conoces A Un «Sinestrella»?

- 20 Oct 2016

Sinestrella

Estrella luminosa, estrella brillante, primera estrella que veo esta noche,
Quisiera, quisiese, que se me cumpla el deseo que hago esta noche...

Esta rima infantil anglosajona data de fines del siglo IXX y sigue siendo repetida hoy en día por aquellos que miran hacia el cielo buscando una lluvia de buena fortuna. Pero los astros representan mucho más que una especie de lámpara mágica celestial a la cual se le puede pedir un deseo. Tanto nuestros antepasados como el ser humano moderno han levantado la vista hacia el cielo nocturno para observar las estrellas brillar — sabiendo que éstas tenían una razón de ser muy especial.

Noche Estrellada

Las estrellas han fascinado a la humanidad desde los albores de la historia.

Las estrellas han fascinado a la humanidad desde los albores de la historia. Nuestros ancestros dependían de estos puntos brillantes en el cielo oscuro para guiar sus travesías, tanto por tierra como por mar. Las estrellas también desempeñaron un papel importante en términos religiosos. En la religión cristiana, los tres Reyes Magos siguieron un astro resplandeciente que los guió al pesebre donde se encontraba el niño Jesús. Lo que es más, las estrellas han ayudado a los antiguos astrónomos a determinar la trayectoria del Sol y la de otros planetas. Sin la ayuda de las estrellas, nunca habríamos desarrollado los primeros calendarios. Hasta la mitología antigua resplandece con el destello de las estrellas. Muchas de las constelaciones estelares representan mitos Griegos y Romanos. Estos todavía contienen un gran significado místico para muchas personas hoy en día, quienes siguen sus hóroscopos al pie de la letra en la esperanza de que las estrellas los guíen por el buen camino.

Sin la ayuda de las estrellas, nunca habríamos desarrollado los primeros calendarios.

Sin embargo, la trascendencia de los astros no termina ahí. Hoy en día, muchos niños reciben estrellitas como símbolo de un trabajo bien hecho. Mientras que las celebridades que disfrutan de la fama y el éxito, son conocidas como “estrellas” — y algunos, como distinción absoluta, llegan a ser premiados su propia estrella de cemento sobre el conocidísimo Paseo de la Fama en Hollywood. En nuestra vida cotidiana, decimos que alguien tiene “estrellas en los ojos” cuando dirigen la vista sobre algo que quieren o desean.

El Paseo de la Fama en Hollywood

¡Las estrellas no son sólo para los famosos de Hollywood! -Créditos de la imagen: Glen Scarborough según CC BY-SA 2.0

Existe una buena razón por la cual las estrellas en la bóveda celeste acaparan nuestra atención y forman parte de nuestro día a día. Sabemos que los astros luminosos han existido por miles de millones de años, y seguirán brillando por millones de años más. En nuestro mundo, donde todo es efímero, las estrellas son lo único que perdura. Siempre podemos contar con las estrellas: son un punto de referencia constante en nuestras agitadas vidas. Quizás esta sea la razón por la cual levantamos la vista hacia el cielo cuando nos sentimos estresados. Respiramos profundamente y observamos su increíble belleza… y así, por tan sólo un momento, nos sentimos parte de ese misterioso mundo celestial.

Las estrellas son eternales, permanentes y lo único de nuestro mundo que perdura

Todos merecen tener su propia estrella, representando un marcador de la vida que han vivido o están por vivir. Hollywood no nos dará a nosotros, seres “ordinarios”, reconocimiento por todos nuestros logros y méritos. Por lo tanto, es tiempo de reconocer los éxitos e hitos de tus familiares y amigos regalándoles su propio astro celestial. Es hora de mostrarle a nuestros allegados que los apreciamos inmensamente, regalándoles el mejor regalo del universo: uno inigualable que marcará sus vidas para siempre, no importa donde estén. Dale a tus «sinestrellas» más queridos un obsequio muy especial, que se convertirá un recuerdo eternal de lo mucho que los aprecias.

Sólo imagínate lo felices que serán al admirar el firmamento nocturno sabiendo que hay una estrella única brillando sólo para ellos por toda la eternidad… el sólo pensarlo ya te pone la piel de gallina.

Sinestrella

¿Conoces A Un «Sinestrella»?

En un mundo alocado donde todo parece ir de mal en peor, las estrellas son lo único en lo que podemos contar: siempre estarán en el cielo, cuidándonos. El misterio de las estrellas cautiva a personas de toda edad, religión y condición social. Los astros son y serán un resplandeciente punto de referencia celestial para toda la humanidad, sin importar donde vivas o quien seas.

Una vez que tengas tu propio lucero en el firmamento nocturno, sabrás que nunca jamás serás olvidado — ni siquiera con el pasar de los siglos. Una estrella, única, brillará por ti durante millones de años y será tuya solamente y de nadie más. Las generaciones futuras tendrán para siempre un grato recordatorio de que una persona muy especial estará velando por ellos desde el cielo.

La mayoría de nosotros nunca tendrá la oportunidad de ir al espacio y visitar las estrellas, pero el tener nuestra propia estrella flotando en el espacio es una emocionante manera de dar ese paso hacia hacer realidad la fantasía de un viaje espacial.

¿Conocés a un «sinestrella» que merece tener un recuerdo eterno de su existencia estampado en el firmamento celestial? Bautiza una estrella a nombre de ellos ahora mismo y haz que esta persona brille para toda la eternidad.

¡Bautiza una estrella ahora!

    Compartir este artículo: